Con 80 años, Flemming Balstrup, médico jubilado, disfruta de un estilo de vida activo gracias a Oticon Agil.

“Para mí, una de las mejores cualidades de Agil es su capacidad para manejar eso que llaman el ‘efecto fiesta de cocktail'”. En una reunión concurrida, puede ser difícil seguir una conversación porque hay muchas personas que hablan desde distintas direcciones. Con Agil, los demás sonidos resultan menos molestos y es más fácil centrarse en una persona en particular”.“Cuando estoy con mi familia, me resulta más fácil reconocer las voces individuales, y cuando charlamos puedo oír con la claridad suficiente para no tener que pedir que repitan lo que dicen. Y si mi mujer me dice algo desde otra habitación, no tiene que subir la voz para que la escuche. Además, cuando mis hijos y mis nietos vienen a vernos, puedo seguir la conversación sin problemas y sin concentrarme tanto en escuchar o en leer los labios”.

Disfrutar de la música y de la televisión

“Con estos audífonos, también podemos ver más fácilmente nuestros programas de televisión preferidos. Antes, mi mujer veía un programa a un determinado volumen y yo veía otro en el otro extremo del salón, con lo que terminábamos molestándonos el uno al otro. Pero como ahora recibo la señal directamente en mis audífonos a través del Streamer de Oticon, ya no molesto a mi mujer con el sonido de mi televisión. Incluso aunque me levante a por algo sigo oyendo el sonido, lo cual es muy cómodo”.”También disfruto más cuando oigo música porque escucho con más claridad el contrapunto. Cuando mi mujer y yo escuchamos música clásica y subimos el volumen, creo que hasta los ángeles bajan del cielo para escucharlo porque suena celestial”.”Cuando estoy paseando o cortando leña, puedo oír el canto de los pájaros y otros sonidos. No me molesta oír los detalles tan nítidos; me recuerda a cómo oía antes”.

Entrenamiento semanal

“Entreno una vez por semana al cricket porque me gusta mantenerme en forma. En invierno jugamos dentro de un polideportivo. Cuando hacemos ejercicios de bateo, lanzamiento y fildeo, tengo que estar atento a lo que pasa y estar preparado para transmitir instrucciones y responder a preguntas, a menudo desde lejos. Y a veces tengo que decirle a los chicos que dejen de hablar porque sus compañeros no se concentran. ¡Y eso no puede ser! También valoro mucho poder oír ese golpe especial del bate cuando el bateador da de lleno en la pelota”.”Sin los audífonos Agil no tendría la perspectiva necesaria para ser un buen entrenador. Se necesita mucha concentración. El cricket es parte de mi vida desde hace muchos años, y seguir participando de manera activa en este deporte es muy importante para mí”.

Fuente: Oticon.es

Esta historia podría ser la suya. Cada año, miles de personas recuperan su audición y, con ella, la alegría de vivir. En nuestro Centro Auditivo Profesional, podrá probar con total comodidad y sin compromiso alguno, sus nuevos audífonos. Infórmese sin compromiso en el 963 44 66 55. Le esperamos para cambiar su vida.