Oigo pero no entiendo

Esta frase, “oigo pero no entiendo”, es la más repetida por nuestros pacientes. Y tiene sentido, ya que el problema auditivo más extendido, la presbiacusia, se manifiesta de esa forma tan sencilla.

Ante este síntoma, cuando no somos capaces de descifrar con claridad lo que nos dicen, debemos acudir a un centro especializado a realizarnos una audiometría para valorar la magnitud de la pérdida auditiva. 

El oído, con el tiempo y la sobreexposición a los ruidos, se deteriora de manera progresiva y necesitamos ponerle remedio a tiempo. Hoy en día, tenemos la posibilidad de usar unos audífonos cómodos, discretos y tecnológicamente tan avanzados, que nos permitirán oír con claridad y, lo que es más importante, entender lo que oímos.

Llámenos al 963 446655, pídanos una cita y le atenderemos de forma totalmente gratuita y sin compromiso. Le diremos qué pérdida tiene y cómo ponerle remedio. Además, podrá probar sus audífonos antes de decidirse a comprarlos. ¿Quiere volver a oír? Cuente con el Centro Auditivo Profesional Amparo Soriano. Garantizado.