Centro Auditivo Profesional Amparo Soriano

Las ventajas de utilizar un buen audífono digital son muchas, como explicamos hace algún tiempo en este blog. Sin embargo, la mayor ventaja de utilizar un audífono digital es que podemos readaptarlo a sus nuevas circunstancias auditivas aunque éstas vayan cambiando con el tiempo.

A los “retoques” que hacemos los audioprotesistas en los audífonos, les llamamos programación. Consiste, básicamente, en introducirle al audífono (mediante el ordenador y un software especial) sus datos auditivos: qué pérdida tiene, de qué tipo es, cuánto necesita recuperar en cada una de las frecuencias (graves, agudas), etc.

Por esto, para aprovechar las ventajas que suponen tener siempre sus audífonos bien adaptados, es conveniente que repase su audición cada cierto tiempo. Si detectamos que sus circunstancias han sufrido alguna variación, con una reprogramación somos capaces de poner su audífono como el primer día de funcionamiento.

¿Se imagina unas gafas a las que pudiera tocar un botón y añadirle unas cuantas dioptrías sin tener que comprar unos cristales nuevos? Pues eso es lo que conseguimos con los audífonos digitales.

En definitiva, sea o no paciente de nuestro Centro Auditivo Profesional, le invitamos a que se revise periódicamente la audición tanto si usa audífonos como si no. Y si tiene unos digitales, con más razón, pues puede aprovechar todas sus características y ventajas.

Llámenos al 963 44 66 55 y pídanos una cita para revisión. Queremos que su oído siempre esté al día.