La Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) y la Federación de Personas Sordas de la Comunidad Valenciana (Fesord CV) mostraron hoy su satisfacción por la aprobación de la Carta de Derechos Sociales de la Comunitat Valenciana que asegurará “el uso de la lengua de signos propia de las personas sordas, que deberá ser objeto de enseñanza, protección y respeto”.

Para garantizar el ejercicio del derecho al uso de la lengua de signos de las personas sordas, la Comunitat Valenciana se compromete mediante esta Carta de Derechos Sociales a dictar cuantas disposiciones sean necesarias para promover su “enseñanza, protección y respeto”, como ya se recogió anteriormente en el artículo 13.4 del Estatuto de la Comunitat Valenciana.

A este respecto, la carta desarrolla específicamente un articulado en materia educativa por el que se reconoce el derecho a disponer de los recursos humanos, materiales y didácticos que sean requeridos para la efectiva inclusión del alumnado con necesidades educativas especiales.

Esta regulación se llevará a cabo respetando los principios de transversalidad de las políticas sobre el ejercicio del derecho al uso de la lengua de signos y medios de apoyo a la comunicación oral, accesibilidad universal, libertad de elección, no discriminación y normalización.

La Comunitat Valenciana también se compromete mediante esta Carta de Derechos Sociales a que todas las instituciones y organismos dependientes de su jurisdicción evitarán utilizar un lenguaje que suponga discriminación, menoscabo o minusvaloración para cualquier persona o colectivo.

Asimismo, las personas con discapacidad podrán ejercer su derecho a participar en la definición de las políticas que afecten a sus colectivos y circunstancias, a través de las asociaciones que representen sus interese.

Fuente: Servimedia